25 junio 2013

Bruce Springsteen en Gijón



Ha pasado casi una década desde el último gran concierto en Gijón y el municipio se prepara para retomar sus citas con los grandes eventos. Bruce Springsteen regresará al estadio de fútbol de El Molinón el 26 de junio de este año con la gira Wrecking Ball tour, tras sus conciertos de mayo de 2003 y 1993. Aún faltan muchas semanas para su actuación, pero ya se puede augurar el éxito. Las más de 30.000 entradas que se pusieron a la venta se agotaron a las 4 horas, Internet fue el canal más utilizado, con el 51 por ciento de las compras realizadas, seguido de tiendas, con el 43 por ciento y la venta telefónica, con un 6 por ciento. La tecnología facilitó que las localidades 'viajaran' por todo el mundo, pero no evitó las habituales colas en eventos que generan tanta expectación como este. Una multitud de asturianos hicieron cola en los puntos de venta para conseguirlas. En hora y media se vendieron 17.260 de las 30.500 disponibles y en cuatro ya no quedaba papel. Tanto es así que el concejal de Desarrollo Económico, Fernando Couto, aseguró que se podrían haber llenado dos estadios enteros.
El Teatro Jovellanos, donde se ofertaba un millar de entradas de césped más baratas registró importantes colas desde la noche anterior. De hecho, ni el frío de la noche, ni la granizada que tuvieron que soportar les hizo desistir de su empeño, porque como aseguraron, “por Springsteen se soporta todo”. Sacos de dormir, mantas, plumíferos, esterillas y termos con café fueron las recetas para aliviar la espera. Por la mañana, poco antes de que abriera medio millar de personas se agolpaban para ser de los primeros en tener en la mano las entradas para el concierto. Lejos de otro tipo de fenómeno fan, la media de edad de las personas que formaban la cola superaba la treintena y muchos ya habían visto a Springsteen en las dos ocasiones en las que visitó Gijón. También a las puertas del centro comercial Los Fresnos o en la FNAC se registraron importantes colas e incluso fuera de Asturias.Y es que la visita de Springsteen es toda una oportunidad para sus seguidores. A Soraya Miguel tampoco le importó esperar porque "que su único concierto en España sea en Gijón es como si me hubiese tocado la lotería".
Por primera vez en los grandes conciertos celebrados en Gijon, no solo hay tres precios diferentes, según la zona, sino que las entradas de las gradas serán numeradas, es decir, como si se tratara de un gran teatro al aire libre. Por ello, el día del concierto, cada espectador llevará su localidad con la puerta asignada para entrar en El Molinón. Todo ello contribuirá a un mayor orden en un espectáculo tan multitudinario.